Jujuy: repudiamos la represión a comunidades originarias

Desde Nuevo Encuentro Jujuy – Libertador General San Martín, expresamos todo nuestro repudio y nuestra máxima preocupación por lo sucedido el mediodía del miércoles 14 de septiembre en territorios de la Comunidad Indígena de Tilquiza. 

Allí la policía bajo el mando del gobernador Gerardo Morales llevó adelante un desalojo ilegal con un operativo desproporcionado y violento que dejó como saldo personas lesionadas y detenidas. 

“Queremos destacar que el accionar del gobierno de Jujuy atenta contra todos los tratados internacionales de Derechos Humanos y en especial el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la ley 26.160 y el Protocolo del Ministerio Público de la Acusación (MPA) 2661/2021 para el Abordaje de Conflictos en materia de Comunidades Indígenas”, indicó la presidenta del HCD de Libertador San Martín y referenta de Nuevo Encuentro, Patricia Gutierrez. 

Además, la dirigente kirchnerista indicó que: “Esto es una muestra más de que para Morales no hay ni ley, ni institucionalidad, ni nada que esté por encima de sus intereses y sus decisiones. En Jujuy no vivimos en democracia, sino que estamos presos y presas de los designios de un Gobernador que accedió al cargo de manera democrática, pero que en el ejercicio del mismo no para de lesionar la convivencia y la paz”. 

Esta no es la primera vez que las fuerzas de seguridad al mando de Morales, en lugar de velar por el bien de su Pueblo, llevan adelante acciones arbitrarias y violentas.

“Ante un Gobierno provincial que dice que quiere institucionalizar la paz proclamándose como ´un gobierno de unión, paz y trabajo, unidos, responsables y solidarios´ pero reprime y detiene a comunidades originarias en Jujuy, es que denunciamos estos hechos y  solicitamos al gobernador Gerardo Morales y a sus funcionarios que cesen de inmediato estas medidas persecutorias en pos de garantizar, fehacientemente, los derechos de todos y todas los jujeños y las jujeñas”, agregó Gutierrez y concluyó: “¡No podemos ni debemos dejar pasar estos hechos, NUNCA MÁS!”.

 

Comunicado de la Mesa Nacional de Nuevo Encuentro

No se puede dejar de remarcar que este lamentable hecho es también consecuencia de la escalada de violencia que proponen ciertos sectores políticos y mediáticos. No puede ser caracterizado como un hecho aislado.

Son fruto de la violencia política y los discursos de odio que día a día vemos en gran parte de la dirigencia política de la oposición. Cuando un legislador pide la pena de muerte, cuando otro dice “son ellos o nosotros”, cuando se fomenta la portación de armas o se pide desde los medios “un país sin kirchneristas” se están construyendo los escenarios donde estas cosas son posibles.

El intento de proscripción y de fusilamiento mediático llegó a un punto insostenible donde se pone en juego la vida misma de la Vicepresidenta de la Nación. Esta noche se llegó a un límite extremadamente peligroso que pone en vilo a toda la sociedad.

Exigimos urgentemente el esclarecimiento de este hecho y el repudio generalizado de todas las fuerzas políticas.

El poder real utiliza el Lawfare para proscribir a Cristina

Desde Nuevo Encuentro manifestamos nuestro repudio a las maniobras de Lawfare que están más latentes que nunca en Argentina y respaldamos a nuestra compañera Cristina Fernández de Kirchner ante un nuevo intento de proscripción.

Esta dinámica perversa tiene un nuevo capítulo con la exposición del fiscal Diego Luciani, en una performance que será hartamente repetida por los medios hegemónicos y replicada por dirigentes opositores y trolls en redes.

El objetivo es instalar, sin importar la veracidad, irregularidades en la adjudicación de obra pública en la provincia de Santa Cruz entre 2003 y 2015, una denuncia que no tiene el menor peso judicial y que incluso desecharon las diferentes auditorías que realizó el propio macrismo.

Quienes creen que pueden disponer, digitar y firmar sentencias para conservar privilegios; quienes ejecutan el Lawfare con el calendario electoral en mano, no hacen más que evidenciar la maniobra mediática, política y judicial.

Concretamente, asistimos a un nuevo intento de proscripción que enfrenta la compañera Cristina Fernández de Kirchner. Desde Nuevo Encuentro expresamos todo nuestro respaldo a la vicepresidenta como sabemos que lo hacen millones de compatriotas lo largo y a lo ancho de la patria, que valoran su entereza y coraje para enfrentar a los poderes fácticos de la Argentina.

La Corte Suprema no puede arrogarse la facultad de legislar

Desde Nuevo Encuentro repudiamos la maniobra llevada a cabo por la Corte Suprema de Justicia a través de la cual su presidente decidió dejar sin efecto una ley, para poder autoproclamarse como la máxima autoridad del tribunal que debiera controlarlo, amparándose para ello en una legislación que fuera derogada en el año 2006 por el Congreso Nacional.

Este accionar reviste una gravedad institucional inaceptable. No sólo interfiere en el funcionamiento de los demás poderes del Estado, sino que también se arroga la facultad de legislar, la cual es otorgada exclusivamente por el Pueblo a sus representantes, elegidxs por el voto para ello.

Desde la Mesa Nacional de Nuevo Encuentro expresamos nuestro rechazo ante esta aberración jurídica, en la que observamos un claro intento por parte del poder judicial de autorregularse para obtener más impunidad y poder político.

En sintonía con lo expresado por lxs diputadxs del Frente de Todos, creemos que se debe otorgar un período de 90 días al Congreso de la Nación para completar lo que inició el Senado dando media sanción al proyecto de reforma del Consejo de la Magistratura. Un plazo mucho más razonable y expeditivo que los 1.577 días que tuvo la Corte para expedirse y cometer este atropello institucional.

No haber avanzado en una profunda y sólida reforma para democratizar nuestro sistema de distribución de leyes, sólo es menos grave que retroceder aún más, permitiendo la profundización de la injusticia y la impunidad del poder real de nuestro país

Macri reprimió al Pueblo argentino y ayudó a la represión en otros países.

Este hecho es de una inmensa gravedad ya que se trata de recursos puestos a disposición de un gobierno de facto extranjero.

Nos llena de dolor y vergüenza saber que el gobierno macrista colaboró con material bélico para ser utilizado en las represiones militares contra el Pueblo.

Acompañamos el pedido de disculpas realizado por nuestro presidente, Alberto Fernández, y enviamos un gran saludo a nuestro Pueblo hermano.

Esperamos que se condene y se actúe sobre estas prácticas que tanto daño hacen a la vida democrática y a la soberanía de los pueblos de América Latina.