Apoyo a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner ante el ataque y la persecución judicial.

La persecución responde al deseo del poder fáctico de nuestro país de anularla y excluirla de la vida política y la discusión pública.

Nuestra compañera Cristina está sufriendo los embates del Lawfare, que lejos de extinguirse en 2019 se fortaleció y creció, llegando al punto de intentar replicar en Argentina el encarcelamiento de la máxima figura política, como lo hicieron con Lula en Brasil. Pero como ella misma lo expresara, no se trata sólo de una persecución contra su figura, lo que busca el poder real, valiéndose de los medios y de un sector del sistema judicial, es amenazar a todo el sistema político para que nunca más un dirigente o un proyecto se anime a desafiar los intereses de esas minorías privilegiadas en beneficio de las mayorías populares.

Nuestro partido, como una organización política del kirchnerismo y entendiendo que se viven horas históricas donde esta en juego el futuro de nuestra democracia, se declara en estado de alerta y movilización, llamando a todos los compañeros y todas las compañeras a lo largo y ancho de nuestra patria a ponerse a disposición de las medidas que se adopten desde los partidos que componen el Frente Todos para apoyar a nuestra compañera Cristina.

Nos organizamos en cada distrito y en cada barrio para poner todo nuestro amor militante en defensa de quién representa los sueños y las esperanzas de los y las más vulnerables de nuestro Pueblo.

Queremos un país donde no se persiga al adversario político y se busque su proscripción; queremos un país donde sea el pueblo a través del voto y de la participación quien elija a sus representantes y queremos, sobre todas las cosas un Poder Judicial que deje de estar colonizado por las mafias y que sea verdaderamente independiente.

Vamos a militar sin descanso para generar las condiciones políticas que obliguen a algunos personajes nefastos de nuestro sistema de justicia a dar explicaciones a toda la sociedad sobre sus actos.

Si su odio nos impide soñar, nuestro amor no los va a dejar dormir.

En nuestra Argentina no va a ser posible la proscripción de nadie. Esta Democracia, que edificamos con esfuerzo y compromiso sobre los cimientos fuertes de quienes lucharon por la Justicia y la Igualdad, se enriquece con los disensos, las diferencias y hasta las discusiones.

Pero de ninguna manera podrá ser corroída por el desprecio de quienes intentan consagrar privilegios minoritarios erradicando derechos, persiguiendo líderes o encerrando militantes populares.

Por más intenso que sea su odio, por más crueles que sean sus ambiciones, por más obscenas que sean sus fortunas, no hay ninguna posibilidad de que Cristina sea arrancada del corazón de nuestro Pueblo e impedida de seguir representando los intereses y deseos de millones de argentinos y argentinas. No la hay.

Si su odio nos impide soñar, nuestro amor no los va a dejar dormir.

El poder real utiliza el Lawfare para proscribir a Cristina

Desde Nuevo Encuentro manifestamos nuestro repudio a las maniobras de Lawfare que están más latentes que nunca en Argentina y respaldamos a nuestra compañera Cristina Fernández de Kirchner ante un nuevo intento de proscripción.

Esta dinámica perversa tiene un nuevo capítulo con la exposición del fiscal Diego Luciani, en una performance que será hartamente repetida por los medios hegemónicos y replicada por dirigentes opositores y trolls en redes.

El objetivo es instalar, sin importar la veracidad, irregularidades en la adjudicación de obra pública en la provincia de Santa Cruz entre 2003 y 2015, una denuncia que no tiene el menor peso judicial y que incluso desecharon las diferentes auditorías que realizó el propio macrismo.

Quienes creen que pueden disponer, digitar y firmar sentencias para conservar privilegios; quienes ejecutan el Lawfare con el calendario electoral en mano, no hacen más que evidenciar la maniobra mediática, política y judicial.

Concretamente, asistimos a un nuevo intento de proscripción que enfrenta la compañera Cristina Fernández de Kirchner. Desde Nuevo Encuentro expresamos todo nuestro respaldo a la vicepresidenta como sabemos que lo hacen millones de compatriotas lo largo y a lo ancho de la patria, que valoran su entereza y coraje para enfrentar a los poderes fácticos de la Argentina.

Fuerza compañero Mario Secco, víctima del Lawfare.

Desde Nuevo Encuentro manifestamos todo nuestro apoyo al compañero intendente de Ensenada, Mario Secco, que está siendo víctima de una persecución política y judicial insólita por parte del macrismo.

Recordemos que el dirigente kirchnerista resistió hace cinco años junto a trabajadorxs del Banco Provincia una brutal represión en las inmediaciones de la Legislatura Bonaerense, por orden del gobierno de Vidal.

En ese marco, de la mano de una justicia corrupta, irá a juicio oral por el accionar del procurador Julio Conte Grand, que una vez más actúa como mandadero de sus jefes políticos. De lo contrario no se explica por qué designó a Marcelo Romero como representante del Ministerio Público Fiscal, cuando anteriormente fue el fiscal de instrucción que intentó por todos los medios detener al compañero Secco en la navidad del 2017.

Está claro que nuevamente estamos ante una maniobra de lawfare, a la vista de todo el mundo sin importar sus consecuencias. No quedan dudas que el plan no es sólo adoctrinar a dirigentes del campo nacional y popular: también van por la proscripción de dirigentes kirchneristas que resistieron la restauración neoliberal y que con absoluta convicción siguen trabajando por una Patria mejor para todos y todas.

Por tanto, con personajes como Conte Grand, jefe de los fiscales bonaerenses y participe activo de la Gestapo Macrista, o con una Corte Suprema de Justicia de la Nación como la que tenemos, no es posible tener una plena democracia, ni mejorar las condiciones de vida de lxs argentinxs.

La Corte Suprema no puede arrogarse la facultad de legislar

Desde Nuevo Encuentro repudiamos la maniobra llevada a cabo por la Corte Suprema de Justicia a través de la cual su presidente decidió dejar sin efecto una ley, para poder autoproclamarse como la máxima autoridad del tribunal que debiera controlarlo, amparándose para ello en una legislación que fuera derogada en el año 2006 por el Congreso Nacional.

Este accionar reviste una gravedad institucional inaceptable. No sólo interfiere en el funcionamiento de los demás poderes del Estado, sino que también se arroga la facultad de legislar, la cual es otorgada exclusivamente por el Pueblo a sus representantes, elegidxs por el voto para ello.

Desde la Mesa Nacional de Nuevo Encuentro expresamos nuestro rechazo ante esta aberración jurídica, en la que observamos un claro intento por parte del poder judicial de autorregularse para obtener más impunidad y poder político.

En sintonía con lo expresado por lxs diputadxs del Frente de Todos, creemos que se debe otorgar un período de 90 días al Congreso de la Nación para completar lo que inició el Senado dando media sanción al proyecto de reforma del Consejo de la Magistratura. Un plazo mucho más razonable y expeditivo que los 1.577 días que tuvo la Corte para expedirse y cometer este atropello institucional.

No haber avanzado en una profunda y sólida reforma para democratizar nuestro sistema de distribución de leyes, sólo es menos grave que retroceder aún más, permitiendo la profundización de la injusticia y la impunidad del poder real de nuestro país

Que la deuda la paguen quienes la fugaron

La propuesta es un acto de soberanía. Las consecuencias de la deuda contraída por el gobierno de Mauricio Macri con el único objetivo de beneficiar a sus amigos, no pueden ni deben recaer sobre las espaldas del Pueblo argentino.

Fue el propio FMI, quien en su informe del pasado mes de diciembre, reconoció que gran parte de los U$S 44.000 millones recibidos, fue destinada a financiar la fuga de capitales.

Actualmente hay U$S 417.507 millones de dólares de argentinxs en el exterior, de los que sólo U$S 69.000 millones fueron declarados. El proyecto prevé que, aquellxs argentinxs que tengan bienes en el exterior NO declarados ante el fisco, realicen un aporte especial de emergencia del 20% de esos bienes.

Que la deuda la paguen quienes la fugaron.

Macri reprimió al Pueblo argentino y ayudó a la represión en otros países.

Este hecho es de una inmensa gravedad ya que se trata de recursos puestos a disposición de un gobierno de facto extranjero.

Nos llena de dolor y vergüenza saber que el gobierno macrista colaboró con material bélico para ser utilizado en las represiones militares contra el Pueblo.

Acompañamos el pedido de disculpas realizado por nuestro presidente, Alberto Fernández, y enviamos un gran saludo a nuestro Pueblo hermano.

Esperamos que se condene y se actúe sobre estas prácticas que tanto daño hacen a la vida democrática y a la soberanía de los pueblos de América Latina.