El poder real utiliza el Lawfare para proscribir a Cristina

Desde Nuevo Encuentro manifestamos nuestro repudio a las maniobras de Lawfare que están más latentes que nunca en Argentina y respaldamos a nuestra compañera Cristina Fernández de Kirchner ante un nuevo intento de proscripción.

Esta dinámica perversa tiene un nuevo capítulo con la exposición del fiscal Diego Luciani, en una performance que será hartamente repetida por los medios hegemónicos y replicada por dirigentes opositores y trolls en redes.

El objetivo es instalar, sin importar la veracidad, irregularidades en la adjudicación de obra pública en la provincia de Santa Cruz entre 2003 y 2015, una denuncia que no tiene el menor peso judicial y que incluso desecharon las diferentes auditorías que realizó el propio macrismo.

Quienes creen que pueden disponer, digitar y firmar sentencias para conservar privilegios; quienes ejecutan el Lawfare con el calendario electoral en mano, no hacen más que evidenciar la maniobra mediática, política y judicial.

Concretamente, asistimos a un nuevo intento de proscripción que enfrenta la compañera Cristina Fernández de Kirchner. Desde Nuevo Encuentro expresamos todo nuestro respaldo a la vicepresidenta como sabemos que lo hacen millones de compatriotas lo largo y a lo ancho de la patria, que valoran su entereza y coraje para enfrentar a los poderes fácticos de la Argentina.

Fuerza compañero Mario Secco, víctima del Lawfare.

Desde Nuevo Encuentro manifestamos todo nuestro apoyo al compañero intendente de Ensenada, Mario Secco, que está siendo víctima de una persecución política y judicial insólita por parte del macrismo.

Recordemos que el dirigente kirchnerista resistió hace cinco años junto a trabajadorxs del Banco Provincia una brutal represión en las inmediaciones de la Legislatura Bonaerense, por orden del gobierno de Vidal.

En ese marco, de la mano de una justicia corrupta, irá a juicio oral por el accionar del procurador Julio Conte Grand, que una vez más actúa como mandadero de sus jefes políticos. De lo contrario no se explica por qué designó a Marcelo Romero como representante del Ministerio Público Fiscal, cuando anteriormente fue el fiscal de instrucción que intentó por todos los medios detener al compañero Secco en la navidad del 2017.

Está claro que nuevamente estamos ante una maniobra de lawfare, a la vista de todo el mundo sin importar sus consecuencias. No quedan dudas que el plan no es sólo adoctrinar a dirigentes del campo nacional y popular: también van por la proscripción de dirigentes kirchneristas que resistieron la restauración neoliberal y que con absoluta convicción siguen trabajando por una Patria mejor para todos y todas.

Por tanto, con personajes como Conte Grand, jefe de los fiscales bonaerenses y participe activo de la Gestapo Macrista, o con una Corte Suprema de Justicia de la Nación como la que tenemos, no es posible tener una plena democracia, ni mejorar las condiciones de vida de lxs argentinxs.