3 noviembre, 2017

Sabbatella: “Son presos políticos, perseguidos por el Gobierno, para generar miedo y avanzar con el ajuste”

El titular de Nuevo Encuentro denunció la “cacería judicial” contra opositores.

“La detención de Amado Boudou es otro capítulo más de la cacería judicial a opositores promovida por el Gobierno de Macri. Porque no hay ninguna duda de que se trata de una cacería contra opositores, vulnerando garantías y procedimientos democráticos”, opinó el dirigente de Unidad Ciudadana, Martín Sabbatella, tras conocerse la orden de detención del exvicepresidente Amado Boudou, dictada por el juez Ariel Lijo.

“Son presos políticos, perseguidos por el oficialismo con la complicidad de algunos jueces, que denigran la Justicia. En un Estado de Derecho, sin una condena firme o una taxativa necesidad de prisión preventiva, la detención de opositores es claramente persecución política”, sostuvo Sabbatella y agregó que “el Gobierno es el gran auspiciante de la cacería judicial contra la oposición. Y usa a los medios aliados para legitimar la persecución”.

“En Argentina se vive un Estado de excepción, que desparrama persecución hacia los opositores e impunidad hacia los oficialistas. El mismo juez que encarcela a Boudou, también investiga y tiene imputados a miembros del Clan Macri, como al propio presidente, su hermano o el titular de la Agencia Federal de Inteligencia, Gustavo Arribas. Sin embargo, a ellos no los detiene. ¿Será que, para Lijo, un ex vicepresidente -sin cargos públicos- puede entorpecer una investigación judicial pero el actual Jefe de Inteligencia o el propio el presidente no?”, continuó el titular de Nuevo Encuentro.

“Es imprescindible que haya una Justicia de verdad y que se investiguen a fondo absolutamente todos los casos. Lo que no debemos aceptar, si queremos vivir en un Estado de Derecho, es que el motivo para encarcelar sea la pertenencia política”, afirmó Sabbatella y concluyó que “Milagro Sala, Julio De Vido o Amado Boudou, más allá de las causas por las que se los investiga, y sobre las que la Justicia deberá determinar si son culpables o no, hoy son presos políticos, utilizados por el Gobierno para generar miedo y avanzar con el ajuste. Porque sus detenciones, sin haber sido condenados, son pura y exclusivamente por una decisión política”.

Compartir