1 marzo, 2017

“Los argentinos estamos peor y las mentiras de Macri no pueden ocultarlo”, dijo Sabbatella

El dirigente kirchnerista se refirió al discurso del presidente ante el Congreso Nacional

“Hay más pobreza, menos producción y menos trabajo; esas son las consecuencias más graves del modelo de saqueo, ajuste y corrupción que desplegó Macri en el primer tercio de su Gobierno”, opinó el presidente de Nuevo Encuentro Martín Sabbatella y agregó: “Cuando Macri dice que estamos saliendo, que estamos superando la crisis y que este año habrá inversiones y crecimiento no anuncia nada distinto de lo que él mismo aseguró el año pasado que iba a pasar y nunca pasó, cuando promocionaba el segundo semestre y los brotes verdes”.

“El camino del ajuste, de la apertura de importaciones, del endeudamiento salvaje y de la quita de derechos laborales nunca condujo al crecimiento, ni al desarrollo, sino a la destrucción de la industria nacional, a la pérdida de millones de fuentes de trabajo y a niveles de desigualdad tremendamente injustos y extremos”, consideró el dirigente kirchnerista luego del discurso del presidente Mauricio Macri en la Apertura del 135° Período de Sesiones Ordinarias del Congreso Nacional.

“Los argentinos y argentinas están muchísimo peor que con nuestro Gobierno y las mentiras de Macri no pueden ocultarlo”, expresó. “Cuando en la dictadura o en los ’90 se aplicaba un plan económico similar al actual, Videla, Menem o De la Rúa no reconocían públicamente que iban por un camino que quebraba la industria nacional, aumentaba la desigualdad, consagraba la riqueza de una minoría obscena y hundía en la pobreza y la indigencia a las mayorías. No decían la verdad; mentían, como lo hace siempre Macri, que recorre ese mismo camino y lo hace con una ambición de saqueo y enriquecimiento familiar y sectorial impresionante”, señaló Sabbatella.

“No hay que ser un visionario para saber adónde vamos con el plan económico actual -opinó-. Vamos a una catástrofe social que ya se está sintiendo en todo el conurbano y en numerosas ciudades del país. Las familias de clase media redujeron sus consumos y las más humildes están desesperadas por la falta de laburo, la eliminación de políticas sociales y el futuro negro para sus hijos”.

Macri -quien acaba de sumar una nueva imputación penal, ahora por la adjudicación de rutas aéreas a empresas vinculadas a su familia- realizó el discurso anual ante senadores y diputados nacionales y ratificó el rumbo económico decidido a fines de 2015.

“Además de la situación social gravísima que vivimos y viviremos con este modelo de desigualdad, estamos ante el gobierno más corrupto desde la recuperación democrática. Todos los días, mientras nos enteramos de un nuevo recorte de derechos populares, aparece el presidente, su familia, sus funcionarios y sus amigos involucrados en un nuevo escándalo de corrupción. Y no son casos menores ni dudosos: aparece el Correo Argentino, propiedad de Macri, sus hermanos y sus hijos, beneficiado con una condonación por parte del Gobierno de 70 mil millones de pesos de la deuda que tiene con el Estado. Aparece el primo del presidente o su amigo y hombre de confianza en Inteligencia recibiendo pagos millonarios desde una empresa fantasma de Brasil, vinculada a Odebrecht, la empresa socia de los Macri en el soterramiento del Sarmiento y otras obras. Aparece la empresa de aviación de la familia presidencial beneficiándose con la adjudicación por parte del Estado de rutas aéreas, que destruirán a Aerolíneas Argentinas”, enumeró Sabbatella y concluyó: “Es evidente que la corrupción es un problema serio en el país y que hay que ir a fondo para que sean juzgados y castigados todos los corruptos, los políticos, los empresarios, los jueces, los periodistas, todos y todas. Como lo propusimos en el Congreso, con el proyecto de Ley de Auditoría que nosotros presentamos y el macrismo se niega a aprobar, hay que analizar la totalidad de la obra pública desde 2003 y ver qué pasó, si hubo negociados y a quiénes beneficiaron. Lo que no hay dudas es que cuando se pone el ojo en la corrupción y en el enriquecimiento ilícito, el apellido Macri aparece muchas veces y de los dos lados del mostrador”.

Compartir