30 junio, 2017

Grana exige al Ejecutivo que explique las miles de suspensiones del Progresar

El diputado nacional del Frente para la Victoria-PJ, Adrián Grana, presentó un pedido de informes al poder Ejecutivo para que se indique cuántos estudiantes fueron afectados por las suspensiones del Programa de Respaldo a Estudiantes Argentinos (PROGRESAR).

El diputado nacional del Frente para la Victoria-PJ, Adrián Grana, presentó un pedido de informes al poder Ejecutivo para que se indique cuántos estudiantes fueron afectados por las suspensiones del Programa de Respaldo a Estudiantes Argentinos (PROGRESAR), sus razones y si estas fueron debidamente informadas. También que se cuantifique las solicitudes presentadas durante 2016 y 2017 y se especifique cuántas se otorgaron y cuántas fueron denegadas. El diputado kirchnerista denunció que a partir del 2017 comenzó una reducción masiva de estos beneficios, que se intensificó en mayo y junio, hasta llegar a cerca de un millón de suspensiones, al punto de que “prácticamente ninguno de los beneficiarios sabe si lo va a percibir”, advirtió. “Esto va en línea con los recortes a las pensiones, a las prestaciones para los jubilados, al tarifazo y la caída de consumo de los sectores populares por causa de estas políticas económicas. Tiene que ver con el ajuste permanente al que nos somete el gobierno de Cambiemos”, dijo Grana sobre las bajas en el PROGRESAR, programa instaurado en 2014 bajo la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner.

“Necesitamos respuestas, que los funcionarios responsables contesten nuestros interrogantes, pero fundamentalmente que den soluciones a los miles de jóvenes que se ven afectados por estas medidas restrictivas”, señaló Grana en los fundamentos del proyecto de resolución ingresado hoy. Tal como indica el diputado, el objetivo del PROGRESAR es “generar oportunidades de inclusión social y laboral a través de acciones integradas que permitan capacitar a los jóvenes entre 18 y 24 años, con el objeto de finalizar la escolaridad obligatoria, iniciar o facilitar la continuidad de una educación superior y realizar experiencias de formación en ambientes de trabajo”.

Grana recordó además que se trata de un programa dirigido a jóvenes que pertenecen a grupos vulnerables, y que «la falta de este beneficio contribuye al deterioro social al que se está llevando a la población argentina».

Compartir