Sabbatella: “Vamos a militar y militar para seguir construyendo la Unidad del campo nacional y popular”

“Frente al Gobierno de los ricos, saqueadores e inescrupulosos es imprescindible esta unidad amplia, plural y opositora para frenar el ajuste que vive nuestro Pueblo”, sostuvo esta tarde el titular de Nuevo Encuentro Martín Sabbatella, a través de su cuenta de twitter, desde el Encuentro Nacional de la Militancia que se lleva a cabo hoy y mañana en la ciudad puntana de Villa Mercedes, bajo la consigna #Hay2019.

Sabbatella, llegó hoy a La Pedrera junto a la diputada Gabriela Cerruti, el diputado Adrián Grana y la legisladora Andrea Conde, quienes participan del encuentro junto a otros y otras referentes de Nuevo Encuentro y Unidad Ciudadana. Nuevo Encuentro participó además con militantes de San Luis y de diversas provincias de la región cuyana, La Pampa y Buenos Aires.

“Vamos a militar y militar para seguir construyendo la Unidad del campo nacional y popular. El 10 de diciembre de 2019 será el último día del Gobierno de derecha en Argentina. Vamos a construir esta unidad opositora en base a un sólido acuerdo programático, para frenar las políticas de ajuste, corrupción, quita de derechos y saqueo macrista, y recuperar el rumbo de crecimiento con inclusión que vivió nuestro país durante los gobiernos de Néstor y Cristina”, opinó el dirigente kirchnerista.

Sabbatella: “Vamos a San Luis a expresar nuevamente nuestro compromiso con la unidad”

“El Encuentro de la Militancia será un paso más en el camino que estamos recorriendo para construir la unidad opositora al Gobierno de Macri y sus políticas de ajuste, quita de derechos y degradación de la Democracia”, subrayó Martín Sabbatella, quien viajará el viernes a La Pedrera, San Luis, junto a la diputada Gabriela Cerruti, el diputado Adrián Grana y la legisladora Andrea Conde, entre otros y otras referentes de Nuevo Encuentro y Unidad Ciudadana.

“Este presente tan duro que hunde a millones de argentinos y argentinas en la angustia de la pobreza, el desempleo y la falta de esperanzas, demanda de una amplia unidad del campo popular en la calle, en cada movilización, en cada barrio, en cada conflicto, en el Congreso, las legislaturas y los concejos deliberantes. Y también en encuentros como éste, donde militantes y dirigentes de distintas fuerzas políticas, sindicales y sociales debatiremos cómo ponerle un freno democrático a Macri, para que el 10 de diciembre de 2019 sea el último día de un gobierno de derecha en Argentina”, consideró el referente kirchnerista, quien informó que Nuevo Encuentro participará en La Pedrera con militantes de diversas provincias, en especial de San Luis, la región cuyana, La Pampa y Buenos Aires.

“Los y las kirchneristas queremos la unidad de la oposición. Sabemos que no somos los únicos y queremos encontrarnos con los muchos y muchas que luchan cada día, desde distintas fuerzas y en todo el país, para que Argentina recupere el rumbo de crecimiento con inclusión, el de un país de derechos, de integración, soberanía y solidaridad”, señaló Sabbatella y concluyó: “Queremos recorrer este camino de unidad en base a un acuerdo programático de quienes claramente estamos en contra de la desigualdad, el ajuste y la corrupción de este Gobierno de ricos, saqueadores e inescrupulosos. Y aportando el compromiso de toda nuestra militancia y la potencia de la dirigente opositora más importante que tiene el país, que es Cristina”.

Sabbatella: “El modelo de desmovilización quedó reflejado claramente cuando Macri saludó a las palomas”

“Este Gobierno promueve un contexto de amedrentamiento y persecución política; necesita a la sociedad con miedo, para poder avanzar con sus medidas antipopulares. Ese modelo de desmovilización quedó reflejado el jueves cuando saludó a las palomas desde las escalinatas del Congreso. Porque para este Gobierno, la gente en las calles, el Pueblo y sus organizaciones expresándose como lo hicimos en diciembre contra la reforma previsional o el 21 de febrero contra el proyecto de precarización laboral, es el peor obstáculo para sus propósitos. Puede ser que a muchos votantes macristas se les haya ido el entusiasmo de apoyar al Presidente; nosotros no perdimos ni un poquito las ganas de pelear contra el ajuste. Así que vamos a seguir saliendo a la calle, aunque llene de policías y gendarmes el espacio público”, sostuvo hoy el dirigente kirchnerista y titular de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, en una mesa de debate público que compartió con el secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, y la secretaria de Género de la CTA, Estela Díaz.

La charla formó parte de una serie de actividades, organizadas por militantes de Nuevo Encuentro durante esta tarde, en su sede partidaria de Padilla al 800, en el barrio porteño de Villa Crespo, al cumplirse dos años de haber sido atacada a balazos durante su acto inaugural.

Ante cientos de militantes y vecinos, Sabbatella consideró que: “También es central para Macri tener una oposición dividida, rendida a sus aprietes y sobornos. La unidad opositora es una pésima noticia para este Gobierno de los ricos, saqueadores y corruptos. Por eso, no vamos a dejar de construir la más amplia unidad opositora, en la calle, en el Congreso, en la defensa de los trabajadores y trabajadoras, en cada fábrica, cada escuela o cada barrio en los que se estén cercenando derechos y libertades y destruyendo la calidad de vida de los sectores populares”. 

El presidente de Nuevo Encuentro recordó que “hace dos años, en este mismo lugar, cientos de militantes fueron baleados y dos compañeras fueron heridas, en un marco de creciente estigmatización y violencia discursiva promovida por el presidente, sus ministros y los medios afines”. Meses más tarde, por ese hecho fue detenido Alejandro Fabián Sidero, un aportante al partido político PRO, que residía en uno de los edificios ubicado frente al local de Nuevo Encuentro y en cuyo departamento fue encontrada el arma calibre 32 desde la cual se habían efectuado los disparos contra la militancia. Sidero fue capturado, acusado de tentativa de homicidio, cuando regresaba desde Estados Unidos, destino donde se había fugado inmediatamente después del ataque a balazos.