9 mayo, 2017

“Tierra del Fuego vive una tragedia económica desde que llegó Macri”, dijo Sabbatella

El dirigente viajó a la provincia patagónica junto al diputado nacional Adrián Grana.

“Ésta es una provincia devastada por la apertura de importaciones que impulsa el Gobierno de Macri”, señaló Martín Sabbatella desde Ushuaia, Tierra del Fuego, donde se encuentra desde ayer junto al diputado nacional Adrián Grana (FPV-Nuevo Encuentro). “La entrada indiscriminada de productos extranjeros está devorando el empleo local en rubros como electrodomésticos, telefonía, computación, textiles, plásticos, autopartes. Los propios datos oficiales señalan que en 2016 se perdió el 13% de las fuentes de trabajo, a lo que hay que agregarle la quita de aranceles dispuesta por el Gobierno para este año, que va a hundir aún más la producción y el empleo”, puntualizó el presidente de Nuevo Encuentro y agregó: “Ya cerraron más de un centenar de empresas desde la llegada de Macri al Gobierno nacional, lo que se tradujo en que más de 600 familias se fueron de la isla por falta de ingresos. Es decir, se está produciendo un exilio económico tremendo que mueve a decenas de miles de personas desde ésta y otras provincias hacia otros distritos con crisis graves pero de menor impacto, en búsqueda de un destino mejor que lamentablemente no van a encontrar”.

Sabbatella y Grana, presidente y secretario general de Nuevo Encuentro respectivamente, vienen recorriendo desde principios de abril todas las regiones del país, donde mantienen encuentros con las y los referentes partidarios y con dirigentes de otras fuerzas kirchneristas. Ayer, junto a integrantes la mesa de conducción fueguina, se reunieron con el intendente de Ushuaia Walter Vuoto y el diputado nacional Matías Martínez.

“El impacto de la crisis en las provincias es impresionante. Las economías regionales están fundidas, porque la estrategia económica del Gobierno nacional es el saqueo y la transferencia brutal de ingresos desde los sectores populares, las pymes, los pequeños productores hacia un puñado de familias, entre las que se encuentra la de Macri, además de las corporaciones empresarias más especuladoras y el poder financiero nacional e internacional. Ejecutan con precisión un plan de concentración de la riqueza, como lo hicieron en los noventa; un plan que ya anunciaron que será aún más cruel después de las elecciones, cuando tratarán de cubrir el enorme déficit fiscal con ajuste y privatizaciones”, expresó Sabbatella y concluyó: “Es necesario seguir construyendo, con amplitud y con clara perspectiva opositora, el frente popular que le ponga un freno a este proyecto de hambre y desigualdad, antes de que dejen el país como lo dejaron a principios de este siglo, con millones de pobres y desocupados, con miles de fábricas cerradas, con la mitad de los comercios cerrados, con un endeudamiento inédito y una represión descontrolada del reclamo social”.

Compartir