1 julio, 2018

Sabbatella: “Pudimos transformar un lugar siniestro en un espacio abierto a la comunidad”

A 18 años de la apertura de la Casa de la Memoria y la Vida en la ex Mansión Seré de Castelar.

“El 1º de julio de 2000, en el Municipio de Morón inaugurábamos la Casa de la Memoria y la Vida, el primer sitio de la memoria instalado donde había funcionado un centro clandestino de detención y torturas –recordó hoy Martín Sabbatella-. Desde el 25 de mayo de 2003 hasta el 10 de diciembre de 2015, por decisión política de Néstor y Cristina, la recuperación de los ex centros clandestinos para el ejercicio de la Memoria y la búsqueda de la Verdad y la Justicia, se transformó en política del Estado nacional”. Hoy se cumplen 18 años de la apertura de ese primer espacio latinoamericano recuperado para la memoria colectiva, en Castelar.

“En la Casa de la Memoria y de la Vida late el recuerdo de quienes pelearon por una Patria más justa y democrática; un recuerdo que es cimiento del futuro que merecemos y que ocupa cada hora de nuestra militancia”, expresó el ex intendente de Morón y agregó: “Es un orgullo haber transformado ese lugar siniestro que fue la Mansión Seré en un espacio abierto a la comunidad en el que, al menos durante nuestro Gobierno, se recordó y homenajeó, pero sobre todo se promovieron los derechos humanos, la Democracia, la paz, la inclusión de todos y todas”.

“La Mansión Seré” o “Centro Atila” fue uno de los escenarios creados por la dictadura, bajo el control de la Fuerza Aérea, que contó también con otros espacios operativos y centros clandestinos en la zona, como “El Chalet”, en el Hospital Posadas de El Palomar, “La Casona” en la 1ª Brigada Aérea de esa misma localidad, la 7ª Brigada Aérea de Morón y la Regional de Inteligencia de Buenos Aires, también en la ciudad cabecera del Municipio. La recuperación de los cimientos de la Mansión Seré aportó importantes pruebas para la investigación judicial y posterior condena a quienes tuvieron a cargo la zona durante la dictadura militar.

“Es un lugar donde se impuso la muerte y hoy se impone la vida, a pesar de los intentos negacionistas y la reducción de los recursos públicos que habíamos destinado para integrar a la comunidad con su historia”, opinó Sabbatella quien recordó que “semanas antes de que Cambiemos asumiera el Gobierno del Municipio, en sintonía con lo que Macri decía públicamente, aparecieron pintadas sobre la Casa de la Memoria y la Vida, hablando del ‘curro de los derechos humanos’. Otra vez, fue la militancia de los organismos y de quienes abrazamos la Democracia la que se impuso a esos intentos de dinamitar y esconder la verdad”.

Compartir