3 abril, 2017

Sabbatella declarará ante Bonadío por una denuncia del Grupo Clarín

El multimedios lo denunció en 2014, luego de que AFSCA iniciara el proceso de adecuación de oficio. Bonadío lo imputó y le tomará declaración indagatoria.

Mañana, martes 4 de abril a las 9, el ex titular de AFSCA Martín Sabbatella será indagado por el juez federal Claudio Bonadío, en el marco de la causa que investiga la decisión de avanzar en el proceso de adecuación de oficio del Grupo Clarín a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. La causa se inició con una denuncia del multimedios contra las autoridades del organismo por “abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes del funcionario público”.

En octubre de 2014, el directorio de AFSCA -que presidía Sabbatella- resolvió poner fin al plazo para la adecuación voluntaria de esa compañía, luego de descubrir que los socios intentaban simular la división del grupo en seis unidades independientes que, en verdad, estaban conectadas en varias sociedades en Argentina, Panamá, Estados Unidos y Nueva Zelanda.

La defensa del ex funcionario nacional está encabezada por el abogado Alejandro Rúa, junto a Graciana Peñafort y Elizabeth Gómez Alcorta.

Tras ser descubiertos en la nueva maniobra y luego de que AFSCA decidiera el inicio de la adecuación de oficio, los principales socios del Grupo Clarín denunciaron a Sabbatella y a otros funcionarios del organismo ante Bonadío. El juez federal resolvió el llamado a indagatoria la misma semana que los dirigentes kirchneristas Sabbatella y Gabriela Cerruti denunciaran al presidente Macri y otros funcionarios por el intento de condonación de deudas millonarias del Correo Argentino.

Cabe recordar que el Grupo Clarín había presentado, fuera de los plazos establecidos y luego de interponer numerosas acciones judiciales para eludir el cumplimiento de la ley, un plan en el que proponía dividirse en 6 empresas, según los límites legales. Dicha propuesta fue aprobada por el directorio de AFSCA. Sin embargo, cuando el Grupo presentó los nombres de los compradores se descubrió que pretendían hacer trampa: querían transferir las licencias a empresas y estudios jurídicos que estaban conectados entre sí, en sociedades en Argentina, Panamá, Estados Unidos y Nueva Zelanda. Es decir, las supuestas ventas estaban condicionadas y no existiría transferencia ni división real, con lo cual la posición dominante del grupo en el mercado de medios seguiría intacta. Por ese motivo, habiéndose cumplido los plazos permitidos por la ley, el Directorio de AFSCA actuó de acuerdo a derecho y resolvió dar inicio a la adecuación de oficio del Grupo Clarín.

***

Material para descargar
Documento publicado por la AFSCA en 2014, con el detalle de las maniobras utilizadas por el Grupo Clarín para burlar el cumplimiento a la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual.
El mismo fue presentado por el directorio del organismo, luego de advertir las trampas ocultas en la presentación del multimedios.

Compartir