6 febrero, 2017

Basteiro: “Hay una profunda preocupación en la sociedad boliviana porque el decreto generaliza y estigmatiza a toda la comunidad”

Así se refirió el dirigente de Nuevo Encuentro y ex embajador argentino en Bolivia respecto a las modificaciones en política migratoria desplegadas por el gobierno de Macri.

“Hay una profunda preocupación, no sólo en el gobierno de Bolivia, sino en toda la sociedad porque es un tema que les toca de cerca, por los lazos que existen entre los dos países más allá de lo institucional, ya que el decreto presidencial generaliza y estigmatiza a toda la comunidad”, señaló esta mañana el dirigente de Nuevo Encuentro y ex embajador argentino en Bolivia, Ariel Basteiro, en relación al decreto presidencial que modificó la Ley de Migraciones.

“El decreto que impulsó el presidente Macri, junto a las declaraciones de la ministra Bullrich, y de varios funcionarios, hace que esa preocupación no sea infundada, porque lo que hacen es estigmatizar a la comunidad boliviana, paraguaya, peruana, y atarlas a conflictos de delincuencia generalizando, y generalizar no es diferenciar”, sostuvo Basteiro en declaraciones a Radio Télam, y agregó que: “Los extranjeros que están en prisión por cuestiones de narcotráfico o delincuencia son ínfimos respecto a la cantidad de inmigrantes. Por ejemplo, en el caso de la comunidad boliviana es el 0,2%”.

“Antes del DNU, la Ley de Migración que regía en la Argentina era modelo, y fue tomada como ejemplo por las Naciones Unidas y por organizaciones que trabajan en la temática de las inmigraciones. Esta ley que fue aprobada por amplia mayoría en el Congreso y se modificó mediante un decreto discutido y objetado por gran parte de la sociedad y los sectores políticos”, remarcó el dirigente kirchnerista.

“Aquellos que tenemos relación con esta temática sabemos que salvo alguna excepción, los inmigrantes que llegan a nuestro país son gente que viene a trabajar, y han aportado mucho al engrandecimiento de la Argentina, y es totalmente injusto estigmatizarlos de esa manera”, explicó Basteiro. “No es lo mismo aquel inmigrante que está en tránsito, con quien tiene una residencia de muchísimos años en el país, con familia, e hijos nacidos aquí, y ese derecho de familiaridad habría que respetarlo y entenderlo a la hora de poder llevar adelante un proceso de extradición urgente, como contempla este decreto”, explicó.

“Macri sacó un decreto que expulsaría a su propio padre; porque esta nueva norma llevaría a que Franco Macri, que es inmigrante y tiene más de una causa penal sobre sus espaldas, debería ser extraditado”, agregó el referente de Nuevo Encuentro.

“Está claro que este es un tema que se aborda desde un punto de vista netamente electoral, proyectado en base a alguna encuesta que se habrá hecho en la Ciudad de Buenos Aires, y que busca blindar ese voto conservador, de un sector minoritario de la sociedad a quienes puede caerles simpática una medida de estas características”, opinó el ex embajador.

“Estamos seguros que cuando el debate deba ser llevado al Congreso para revisar los decretos, la discusión tirará por la borda esta medida, y la Argentina volverá a ser el país modelo que era en materia de legislación de migraciones”, declaró Basteiro.

“Uno de los principales problemas es que el decreto no es lo suficientemente claro, y si bien se plantea que su objetivo es combatir el narcotráfico y la delincuencia, también deja una puerta abierta para cualquier otro conflicto penal; y es allí donde, por ejemplo se empieza a criminalizar la protesta, ya que cualquier extranjero que pudiera estar involucrado en un reclamo social o laboral, como la toma de una fábrica o el corte de una calle, si hay un enfrentamiento con la policía, terminaría con un proceso penal por resistencia a la autoridad, y con ellos estaría en condiciones de ser deportado, cuando en realidad estaba defendiendo sus derechos”, sostuvo el dirigente de la fuerza que conduce Martín Sabbatella, y agregó que: “Cabe recordar que la Ley de Residencia en la década del ‘20 y el ‘30 tenía como objetivo deportar a aquellos inmigrantes que venían con ideas anarquistas o socialistas, porque le molestaban al establishment de ese momento”.

Compartir