Sabbatella: “La voracidad saqueadora de Cambiemos no podrá con la memoria de lucha de nuestro Pueblo”

“La consolidación de Unidad Ciudadana a lo largo y ancho de toda la Patria es nuestro aporte para la construcción de una unidad opositora que le ponga freno al saqueo macrista y logre una propuesta que le devuelva al Pueblo argentino la esperanza de tener futuro”, sostuvo Martín Sabbatella desde el escenario montado en un polideportivo de la localidad correntina de San Luis del Palmar, donde se realizó esta tarde el acto de lanzamiento de Unidad Ciudadana en esa provincia.

“Nuestra mayor responsabilidad como oposición es la de estar junto al Pueblo y defender los intereses de los que más están sufriendo las políticas macristas. El kirchnerismo no fue, no es ni será jamás cómplice del ajuste, la vuelta al FMI y la quita de derechos”, sostuvo Sabbatella y agregó que “nuestro principal desafío es construir la más amplia y plural unidad opositora, en base a un acuerdo programático claro a favor del Pueblo. Una propuesta de oposición real, que convoque y represente el rechazo social a este Gobierno, y defienda las demandas de la clase media y los sectores populares”.

Sabbatella fue uno de los oradores en el acto que tuvo como anfitrión al diputado nacional correntino José “Pitín” Ruiz Aragón, y en el que participaron los dirigentes nacionales del kirchnerismo, el jefe de la bancada de diputados del FPV Agustín Rossi, el intendente de Resistencia Jorge Capitanich, el ex funcionario Oscar Parrilli, el intendente de Ensenada Mario Secco, el diputado Carlos Castagneto, y la exdiputada Diana Conti.

“Desde diciembre de 2015, la Argentina no para de retroceder como consecuencia de un modelo que solo financia la fuga de capitales y promueve la especulación financiera. A dos años y medio de mandato, no quedan dudas de qué lado está este Gobierno. Siempre de la vereda opuesta al proyecto de desarrollo nacional, redistribución e inclusión social”, sostuvo Sabbatella y agregó que “las y los trabajadores, los jubilados, los sectores medios, los pequeños y medianos empresarios, las economías regionales están cada vez peor. Se multiplican los despidos, los salarios pierden valor mes a mes, el poder adquisitivo se derrumba y el Gobierno anticipa más tarifazos, inflación y mayor caída de la actividad para los próximos meses”.

“Pero la voracidad saqueadora de Cambiemos confronta con la memoria social positiva y la historia de lucha que vive en nuestro Pueblo. La embestida neoliberal y autoritaria de este Gobierno no va a lograr frenar la voluntad popular. Ellos lo saben y por eso persiguen y encarcelan a opositores, reprimen la protesta social y atacan la organización sindical”, afirmó el dirigente de Unidad Ciudadana y concluyó: “No hay dudas de que no van a poder contra el descontento que crece en las calles; en 2019 el rechazo en las urnas será contundente y el 10 de diciembre será el primer día de la reconstrucción de la Patria para todas y todos las y los argentinos”.

No es No. El Fondo es hambre, el Pueblo lo sabe

Los abajo firmantes repudiamos el “acuerdo” del Gobierno de Macri con el Fondo Monetario Internacional, ya confirmadas sus gravosas imposiciones, limitantes definitivas para una mejora de los niveles de vida de las mayorías populares.

Se trata de un pliego de condiciones de raíz colonial que, si llegara a implementarse, eliminaría por un largo período las posibilidades de desarrollo de la Argentina.

Su objetivo es garantizar el repago de una monumental deuda contraída por el Gobierno de Cambiemos que, en dos años y medio, aumentó en 140.000 millones de dólares hasta alcanzar el 60% del Producto Bruto Interno. Este nivel de endeudamiento la Argentina no lo podrá pagar, ni en la peregrina idea de que nuestro pueblo se someta a la miseria, como es el fin último y contracara de este odioso acuerdo.

El pueblo argentino ya hizo el ajuste. Lo hizo estos dos años y medio pagando cada vez mayores rentas al aglomerado faccioso de petroleros, financistas, exportadores de granos y contratistas de obra pública, con mucha presencia de capitales transnacionales, en asociación con tránsfugas locales.

Se pusieron de acuerdo en un plan de saqueo de la Argentina y llevaron a niveles dramáticos el deterioro en las condiciones de los más humildes de la Patria, pero también en forma muy marcada de la clase media, y de las PyMEs.

Esa fastuosa deuda contraída desde el 2015 financió ganancias en dólares de esos grupos, que en ningún lugar del mundo podrían haber conseguido. Como contrapartida calló el salario real como nunca desde la crisis de 2001, se puso en situación de necesidad a un número cada vez mayor de compatriotas, casi se arruinó el tejido industrial y se abandonaron áreas estratégicas del desarrollo nacional.

Ahora, en un giro trágico pero previsible de la historia, se pretende dejar por escrito el modo en el que el pueblo va a pagar esa verdadera fiesta de los sectores del poder económico concentrado. De ninguna manera el campo nacional y popular puede avalar esa ignominia. El carácter ilegítimo de esta intentona debe ser firmemente repudiado por las instituciones de la República.

No es posible que, con la experiencia que acumula nuestro pueblo, el Gobierno asuma compromisos en el tiempo que conllevan la duplicación de la desocupación, un salto brutal en la pobreza, el no acceso a bienes y servicios indispensables para la vida, la destrucción de la industria nacional y un ataque frontal a los sistemas públicos de salud y educación, todo al mismo tiempo.

La inviabilidad de este acuerdo, resultado de presiones brutales por parte de los grupos concentrados, nos hace pensar que el Gobierno ya decidió poner al límite de sus posibilidades la tolerancia de nuestro Pueblo y de su sistema institucional.

Esperamos que los representantes del Pueblo, el Parlamento, los Gobernadores, los Intendentes, las fuerzas políticas de la democracia, y sus organizaciones libres se pongan a la altura de las circunstancias históricas y le muestren a la sociedad que hay alternativas a este ajuste, que es presentado como inexorable, porque sencillamente no puede ser verbalizado en su cabal dimensión, en forma sincera y transparente por el “gobierno de la verdad”.

Por eso repudiamos el acuerdo con el Fondo Monetaria Internacional, y convocamos al Pueblo argentino, a quienes nada tienen para ganar con el sometimiento de la Patria y a quienes anhelan vivir en un país justo y soberano, a acompañar este repudio en las calles, a movilizar sus organizaciones para este reclamo y a comprometer a las instituciones de la democracia a que impidan este “acuerdo”, que solo podrá significar hambre, miseria y desintegración nacional.
Nuestra historia reciente así lo demuestra, lo ocurrido en otras partes del mundo, sin excepción, también.

Somos nacional porque defendemos el interés de la Patria, Somos populares porque velamos de la necesidad del Pueblo. Patria y Pueblo son lo mismo, y están en peligro.

La Cámpora – ATE Capital Federal – Kolina – Partido de la Victoria – Nuevo Encuentro – Frente Grande – Peronismo Militante – Frente Transversal Nacional y Popular – Frente Sindical Unidad Ciudadana – Unidos y Organizados – Organización Tupac Amaru

Mónica Macha: “Llegamos al recinto con un dictamen de mayoría y la fuerza para convertir en ley el derecho de todas las mujeres a decidir”

La diputada nacional por Unidad Ciudadana, Mónica Macha, se refirió al dictamen de mayoría conseguido hoy y al debate del Proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo que tendrá lugar mañana desde las 11 en el recinto del Congreso: “Haber conseguido este dictamen de mayoría que se basa en el proyecto diseñado por la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, pero que también incorpora las miradas de los otros proyectos es un gran logro que nos hace llegar con más fuerza al debate en el recinto”.

“Se espera que sea una sesión muy extensa donde se pueda dar una discusión profunda a cerca del proyecto pero sobre todo a cerca de la realidad de las mujeres en nuestro país. Porque esta discusión no se puede dar en abstracto, ni recurriendo a las creencias personales o a una supuesta moral que muchas veces resulta de doble vara”, señaló Macha. Por otro lado, la Diputada hizo referencia a la necesidad de que “todxs lxs diputadxs puedan votar en total libertad y haciendo uso pleno de su voluntad. Porque hemos sabido por distintos medios, que algunxs diputadxs sufrieron presiones y están siendo hostigadxs”.

Macha, que es una de las coautoras del Proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, señaló la necesidad de que la iniciativa se convierta en ley: “Hay un problema de salud pública que pide una solución de parte del Estado, una política de salud que lo aborde. Hay una necesidad que viene de la realidad y que nos interpela a todxs. Legalizar el aborto, hacerlo seguro y gratuito nos va a convertir en un país más justo e igualitario”.

Mónica Macha es coautora del Proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo y militante feminista.

Sabbatella: “El Gobierno nos quiere convencer de que el fuego se apaga con nafta”

“Hacernos creer que volver al Fondo es la solución a la crisis es como querer convencernos de que la mejor forma de apagar un incendio es tirándole nafta. Destruyeron el país a una velocidad vertiginosa y ahora, que la crisis es inocultable, que no hay blindaje mediático que pueda ocultar que los argentinos estamos cada vez peor y que al Gobierno se les fue completamente de las manos la gran timba financiera en la que basaron su plan económico, recurren al blindaje del FMI. Nada bueno para los argentinos y argentinas puede venir de la mano del Fondo y de un Gobierno que ya hizo del ajuste y el endeudamiento la base de la política económica”, sostuvo el dirigente de Unidad Ciudadana, Martín Sabbatella, sobre el anuncio del Gobierno sobre los avances en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

“Es muy grave y preocupante lo que está haciendo este Gobierno. Estamos cambiando un proyecto de país fundado en la soberanía económica, conseguido con mucho esfuerzo durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, por otro basado en la deuda externa y el ajuste”, sostuvo Sabbatella y agregó: “A este Gobierno de las puestas en escena constantes se le está terminando el crédito de credibilidad; no les va a resultar sencillo mantener esta mentira. El Pueblo argentino tiene muy presente en su memoria qué significa el FMI. El FMI es más ajuste, más hambre, más recesión, menos trabajo, menos Salud, menos Educación”.

“La capacidad de daño de este Gobierno superó ampliamente las advertencias que hicimos en 2015. Desde el primer día del Gobierno de Mauricio Macri, nuestro país fue siempre dando pasos hacia atrás. No solo lograron destruir el presente sino que, con la vuelta al Fondo, están hipotecando el futuro de nuestros hijos y nietos por las próximas largas décadas”, concluyó el dirigente kirchnerista.

Sabbatella: “Macri está desesperado”

«Persiguen a Cristina por haber gobernado para el Pueblo. La intentan sacar del Congreso para que no defienda los derechos de las grandes mayorías. La quieren encerrar para que no vuelva, porque no pueden evitar su vigencia ni quebrar el vínculo de amor que tiene con el Pueblo», señaló Martín Sabbatella a propósito de la embestida oficialista para desaforar a la senadora nacional Cristina Fernández de Kirchner.

«Está claro que mayo fue un mes terrible para los planes de saqueo y consagración de la desigualdad que tiene el Gobierno de Macri», opinó el titular de Nuevo Encuentro y agregó: «La economía está cada vez peor; Macri no puede mostrar un solo éxito de su gestión y la sociedad ya está mayoritariamente en contra de sus políticas». 

«El pedido de desafuero de Cristina presentado en el Senado demuestra la desesperación por sacarla de la cancha, por proscribirla -señaló Sabbatella-. No toleran su vigencia ni su rol como la principal opositora. Temen, como siempre lo hicieron, por su respaldo popular y su capacidad de enamorar al Pueblo y ser el motor de la reconstrucción de la Argentina de derechos que vivimos hasta el 9 de diciembre de 2015″. «Cada vez está más presente en la sociedad el balance sobre cómo estábamos y todo lo que se perdió en estos dos años y medio», expresó.

Finalmente, el dirigente de Unidad Ciudadana consideró que: «Macri está desesperado; soñó una oposición domesticada y servil, un Pueblo manipulado por los medios y resignado a perder derechos y una economía controlada con endeudamiento y ajuste. Y se encontró con Cristina vigente y como principal líder de una oposición que acuerda acciones para enfrentar el saqueo, con un Pueblo que sale a la calle junto a sus organizaciones a defender sus derechos y con una economía destruida cada vez más inestable y desigual».

Sabbatella: “El paro y las movilizaciones expresan el malestar popular contra el veto y la profundización del ajuste”

“El veto presidencial a la ley de Emergencia Tarifaria es la respuesta soberbia y autoritaria de un Macri que ya no es capaz de esconder el descontento popular por sus medidas”, opinó hoy el presidente de Nuevo Encuentro Martín Sabbatella y expresó: “Frente a la profundización del ajuste y frente a un Gobierno que le da la espalda al Pueblo y sus representantes, el paro nacional y las movilizaciones en todo el país son medidas imprescindibles para que los argentinos y argentinas hagamos sentir con contundencia el descontento y la angustia de este presente para pocos”.

En sintonía con la declaración difundida hoy por la Mesa Nacional de Nuevo Encuentro, el titular de esa fuerza kirchnerista consideró que “Macri está dirigiendo el país hacia el abismo del endeudamiento, la recesión, la pobreza y el desempleo. Argentina ya transitó este camino, por el que unos pocos se salvan y millones se hunden en la desesperación y la falta de futuro. Tenemos que evitar que este rumbo se consolide y, para eso, es necesario construir más y más unidad del campo popular en la calle, en los barrios, en las escuelas y universidades, en el movimiento obrero, en el Parlamento y también en las urnas, de manera que el 10 de diciembre sea el último día de un gobierno de derecha en el país”.

Sabbatella señaló además que “el Gobierno se gastó todo el crédito que tenía de una parte importante de la sociedad que le creyó y que hoy se siente estafada, porque ve que se dedicaron dos años y medio a destruir derechos y conquistas, hacer negocios turbios, garantizarle enormes ganancias a sus amigos y familiares, aumentar descomunalmente sus patrimonios en dólares”.

“Ahora están en una etapa de estampida, en la que arrasan y saquean todo lo que tienen a su paso, porque saben que en menos de dos años se van del Estado por el voto popular”, agregó el dirigente de Unidad Ciudadana y concluyó: “Por eso, es fundamental la expresión del Pueblo en la calle, con paros, con movilizaciones y con la memoria social positiva sobre los derechos conquistados”.

Repudio al veto contra el Pueblo y apoyo a un Paro Nacional

El reciente veto presidencial a la ley de Emergencia Tarifaria, que fue aprobada en el Congreso Nacional, pone una vez más evidencia el desprecio del Gobierno de Mauricio Macri por los sectores populares, sus representantes parlamentarios y las organizaciones sociales, sindicales y políticas que rechazamos la vertiginosa suba de tarifas en los servicios esenciales. La disposición del Gobierno significa profundizar, sin respaldo social ni político, la decisión de transferir monumentales ganancias a un puñado de empresarios vinculados al propio Macri y su entorno, a costa del bolsillo de millones de usuarios de luz, gas y agua. También significa convalidar, de espaldas al Pueblo y en contra del desarrollo nacional, la brecha de desigualdad entre los más pobres y los más ricos, apostando a una economía en la que los sectores populares, las capas medias y las pymes financian la crisis con sus magros ingresos, mientras las elites especulativas se benefician con quitas, reducciones y blanqueos tributarios, adjudicaciones públicas turbias, bicicleta financiera y respaldo institucional al vaciamiento y la reducción de personal.

Además, el veto de Macri a la Emergencia Tarifaria corona, en su último día, un mes de mayo signado por una descomunal fuga de divisas, la acelerada devaluación del peso, la suba incesante de bienes y servicios de la canasta básica, la intensificación de suspensiones y despidos, el aval gubernamental a que la inflación le gane a los salarios y la aberrante decisión de Macri de volver a endeudar el país con el Fondo Monetario Internacional.

Todas las medidas económicas tomadas por el Gobierno de Cambiemos son impopulares: apuntan a acelerar la transferencia de recursos desde la base de la pirámide social hacia la cúspide, privando a las trabajadoras y los trabajadores de derechos esenciales, como la alimentación, la salud, la educación o el transporte; luego de dos años de arrasar muchos otros derechos y conquistas populares conseguidos durante nuestro Gobierno y a lo largo de la historia democrática argentina.

Todos estos retrocesos fueron posibles, hasta ahora, por el blindaje mediático conseguido por el macrismo mediante compra de voluntades, pautas publicitarias, nuevas oportunidades de negocios para los grupos hegemónicos y persecución y amedrentamiento a las voces críticas. También, con los favores de un Poder Judicial cada vez más intervenido por operadores de Cambiemos y las corporaciones. Y, por si fuera poco, la ejecución del plan de ajuste, quita de derechos y consagración de privilegios contó y cuenta con la existencia inaceptable de presas y presos políticos y el despliegue de un plan de atemorización pública y violencia institucional como hace tiempo no se veía en Democracia; persecución y represión que ahora se buscan ungir con la gravísima incitación presidencial a que las fuerzas armadas intervengan en asuntos de seguridad interior.

Ante este escenario de enorme conflictividad social y crisis económica y política, fruto de un ajuste que destruye el presente e hipoteca el futuro de millones de argentinos y argentinas, Nuevo Encuentro reafirma su compromiso con la unidad del campo nacional y popular; tanto en lo que hace a nuestra participación en todos y cada uno de los lugares de lucha, resistencia y construcción de poder popular, como en la acción parlamentaria conjunta con otras fuerzas y la búsqueda de acuerdos programáticos con otros espacios opositores para que el 10 de diciembre de 2019 sea el último día de gobierno de la derecha en Argentina.

Asimismo, respaldamos el llamado a un Paro Nacional en repudio al reciente veto presidencial y al conjunto de políticas públicas con las que el Gobierno de Macri está castigando al Pueblo argentino.

MESA NACIONAL DE NUEVO ENCUENTRO / Buenos Aires, 1° de junio de 2018